Todas las mañanas ella tomaba un vaso de bicarbonato, lo que sucedió NO LO VAS A CREER.